En un momento de hiperactividad me apunte a hacer fotos de moda, había rodado con algunas de las mejores modelos del momento, Claudia Shiffer, Linda Evangelista, Karen Muller entre otras y me ofrecieron la posibilidad de hacer reportajes para El País Semanal, empecé con un reportaje de la aún desconocida Martina Klein en el antiguo Café Zurich de Barcelona y así hasta el desierto de sal de Mexicali, Baja California. Lo tuve que dejar pues cada vez los reportajes eran más seguidos y se hacía muy difícil compaginar con el trabajo de realización.